Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 20/11/2017

Scroll to top

Top

Big Eyes, de Tim Burton con amor

Big Eyes, de Tim Burton con amor

Norma

“Pienso que lo que ha hecho Keane es fabuloso. Tiene que ser bueno. Si fuese malo, no gustaría a tanta gente.”

Andy Warhol

Big Eyes es un film basado en un hecho real; se trata de un fragmento de la vida de la artista plástica Margaret Doris Hawkins, quien después de contraer matrimonio con Walter Keane tomó el apellido de su marido.

La película comienza cuando Margaret deja a su primer esposo y huye de su casa junto a su pequeña hija Jane y a dos de sus cuadros. Eran los años ‘50 y para una mujer divorciada no era fácil hacerse camino pero, finalmente, consigue trabajo en una carpintería pintando dibujos en cunas para bebés.

Un tiempo después se la ve junto a su hija en una feria donde los artistas callejeros realizan retratos en vivo y aquí conoce al artista plástico y vendedor inmobiliario Walter Keane, quien debido a su extrovertida personalidad tiene un don especial para hacer negocios; y para vender cuadros, obviamente.

Luego de un breve noviazgo se casan en 1955, en una conversación con su amiga Dee Ann, ésta le hace notar a Margaret que su vida cambió en un abrir y cerrar de ojos, demasiado rápido; hay algo de Walter que no le gusta a la joven pero no sabe exactamente qué es. Pero la insegura y tímida señora Keane quiere convencerse de que todo está bien en su vida y de que eligió a un buen hombre como segundo esposo.

Para entender lo que el director Tim Burton nos muestra en esta película debemos situarnos en la época. Como ya dije corrían los años ‘50 y la sociedad todavía se movía con la idea de que las mujeres nacían para obedecer primero a su padre y luego a su esposo (esto la protagonista lo expresa en algún momento de la historia). Y Margaret había tenido el coraje de abandonar a un hombre que no la hacía feliz, ¿de qué manera después de esto ella se podría presentar en sociedad? Haber conocido a un caballero con buenos modales, que la trataba bien y que era amable con su hija era lo mejor que le podía haber pasado.

La obra de Margaret puede gustar o no pero su mensaje era sincero porque ella realmente amaba lo que hacía. Y Walter supo aprovecharse de la inocencia de su mujer hasta los límites de lo insospechado. Con el correr del tiempo y gracias al carácter del hombre, la pareja comienza a hacerse mundialmente conocida junto a los cuadros de chicos con ojos enormes y a retratos de famosos como Joan Crawford, Zza Zza Gabor, Jerry Lewis y Dean Martin, entre otros, que pinta Margaret y que firma “Keane”. Esto provocó malos entendidos y el apellido de Walter fue haciéndose cada vez más famoso, al igual que él. En cambio su esposa permanecía en el anonimato. Argumentando que las mujeres no eran respetadas en el arte como los hombres fue él quien se llevó todos los créditos y la fama durante más de una década.

Big Eyes está basada en una historia verídica

En reiteradas oportunidades le preguntaron a Margaret cómo pudo vivir de manera anónima y oprimida por Walter durante tanto tiempo y ella siempre respondió contando cómo fue su infancia: “Fui tan infeliz como los niños que pintaba. Crecí en una zona del sur de los Estados Unidos conocida como ‘El cinturón de la Biblia’. Quizá fue el entorno, o mi madre metodista, lo que me inculcó un profundo respeto por las Sagradas Escrituras. Me eduqué creyendo en Dios, pero con muchas preguntas sin responder”.

Uno de los artistas favoritos de Margaret fue Amedeo Modigliani, como pudimos ver en la película; esto se observa en las obras que la Señora pintó a partir de 1959 aunque también se sintió influenciada por Vincent Van Gogh, Henri Rousseau, Leonardo Da Vinci, Gustav Klimt, Edgar Degas, Pablo Picasso, Sandro Botticelli y Paul Gauguin en el uso del color, la dimensión y la composición.

El hecho para destacar en esta historia es que M.D.H. pintaba con el corazón, su obra pudo haber sido criticada por muchos pero ella siempre fue auténtica consigo misma y con lo que le estaba dando al público.

Algunos de los museos que cuentan con obras de Margaret son: “Musee Communal Des Beaux-Arts”, Bruges; “Contemporary Museum of Art”, Hawaii; “Museo Nacional de Arte Contemporáneo”, Madrid; “Museo Nacional de Arte Moderno”, Ciudad de México; “Brooks Memorial Museum & Tennesse Fine Art Museum”, Tennesse; “National Museum of Western Art”, Tokyo, entre otros.

“Big Eyes” es una película del 2014 protagonizada por Amy Adams (Arrival, Animales Nocturnos) como Margaret Keane, Christoph Waltz (Django Unchained, Inglourious Basterds) como Walter Keane y Krysten Ritter (Jessica Jones, Breaking Bad) como Dee Ann, entre otros. Demás está decir que las interpretaciones fueron excelentes. De hecho, Amy Adams ganó el Globo de Oro en la categoría Mejor actriz en una película dramática en el año 2015. El filme, en total, obtuvo 2 premios y 18 nominaciones.

La dirección estuvo a cargo de Tim Burton (Ed Wood, Big Fish) y el guión fue realizado por Scott Alexander (1408, Man on the Moon) y Larry Karaszewski (Man on the Moon, American Crime Story). La Banda Sonora es de Danny Elfman y Lana Del Rey (cantante y compositora) estuvo a cargo de dos temas que vale la pena escuchar: “Big Eyes” y “I Can Fly”.

En cuanto a Tim Burton señalamos, como curiosidad, que en el momento en que realizó este film hacía 18 años que no hacía una película en live action sin Johnny Depp y Helena Bonham Carter. Además, por si en algún momento alguien se pregunta qué llevó al famoso director a realizar esta película donde apenas deja ver su sello “Burton” es importante tener en cuenta que posee una colección de cuadros de Margaret Keane.

Podemos encontrar este recomendable filme de 106 minutos en Netflix USA con doblaje y subtítulos en español y a partir del 1° de septiembre también en el catálogo de Latinoamérica.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: