Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 20/04/2018

Scroll to top

Top

Solo un hombre (A Single Man), descubriendo otro Colin Firth

Solo un hombre (A Single Man), descubriendo otro Colin Firth

Norma

¿Cómo es posible superar la muerte del ser amado? O quizás la pregunta sería: ¿Podemos superar la ausencia de quien amamos? ¿Podrá George vivir sin su Jim? Jim, su compañero, su amigo, el amor de su vida murió en un accidente automovilístico. Para George el aire ya no es el mismo, ni el primer café de la mañana sabe igual, las paredes de vidrio en una especie de casa de cristal que compartían los dos amantes sirven de prisión, o de paraíso perdido, para un hombre maduro lleno de felices recuerdos. Nada se ve ni se siente como antes de que sonara el teléfono aquel triste y lluvioso día.

El profesor George (sin apellido) es reservado, lo que hace al film introspectivo porque nos muestra a su protagonista de la mejor manera: a través de sus sentimientos y de sus recuerdos que vuelven como amigables fantasmas y que a veces hasta se presentan en blanco y negro. Casi como de luto. Porque de esto trata la historia, del luto con el que carga George.

La interpretación de Colin Firth en el papel de George es magnífica, pero a esto ya nos tiene acostumbrados. El actor británico nos muestra a un hombre hosco, poco sociable y a veces hasta “amenazador” con sus vecinos pero sin la intención de hacerles mal (la escena en la que pasa con su automóvil delante de la hija de sus vecinos y le hace una señal a la niña como si fuera a dispararle con un revólver invisible es graciosa, la única en este drama).

Solo un hombre (A single man) está basada en el libro homónimo

Al joven Jim (Matthew Goode), un muchacho proveniente de Colorado, se lo ve y se lo siente como a una fresca brisa que llega y golpea la vida de un hombre maduro con ganas de vivir. Al menos esto fue lo que sentí mientras veía la escena en la que se conocen en las afueras de un bar, cerveza de por medio.

Lo demás, para mí, es relleno. Aunque está muy bien Julianne Moore (Charlie) en la piel de la amiga de George; una señora perdida, igual que él aunque por otros motivos.

Y su alumno, el joven Kenny (Nicholas Hoult) que intenta acercarse a su profesor de Literatura y lo consigue, pero George no es suyo, ni su corazón ni su cuerpo lo son. Pertenecen a Jim. Todo George pertenece a Jim.

A Single Man (2009) es la ópera prima de Tom Ford, conocido hasta entonces por su exitosa carrera como Director Creativo en la famosa casa de modas Gucci. Ford también es guionista del filme junto a David Scearse.

Además en el 2016 dirigió Animales Nocturnos. Son las únicas dos películas que tiene en su haber y ambas recibieron nominaciones para el premio Oscar. En el caso de A Single Man, Colin Firth obtuvo la nominación como Mejor Actor Principal que aquí no ganó pero sí al año siguiente por El discurso del rey; en cuanto a Animales Nocturnos, Michael Shannon fue nominado como Mejor Actor de Reparto.

A Single Man tiene una duración de 99 minutos y la podemos ver en Netflix México, donde se la conoce como Solo un Hombre, en Netflix Argentina y Netflix USA con subtítulos y doblada al español.

 

El libro de Christopher Isherwood

Leyland: El personaje de George en su novela A Single Man ¿era autobiográfico?

Isherwood: Sí, bastante. Pero hay diferencias importantes. Contrariamente al pobre George, nunca he tenido un amante que se haya muerto cuando estaba conmigo. Además, George es un estoico y un agnóstico, sin ninguna fe religiosa que le ayude en la vida. Desafía al destino. Lucha con uñas y dientes hasta el último momento. Yo no soy en absoluto así.

Por otra parte, George es un profesor profesional. Cuando yo doy conferencias en la universidad, lo hago como invitado, por tanto puedo permitirme bastante libertad en lo que digo. Se espera de mí que actúe como una celebridad, no como un profesor, y que divierta más que instruya. Las cosas que hago decir a George en la clase son las que yo diría. Viniendo de él, están un poco fuera de lugar. Pero creo que ‘A Single Man’ es lo mejor que he escrito nunca. Fue la única vez en que conseguí, casi totalmente, decir justo lo que quería decir.”

Así nos presenta a George, protagonista de A Single Man (1964) su propio creador, Christopher Isherwood, en una entrevista que le hiciera el periodista inglés Winston Leyland en 1973.

Pero vayamos a la historia: George es profesor de Literatura, tiene cincuenta y ocho años, pesa algo más de sesenta y ocho kilos, mide un metro ochenta, tiene una mirada atormentada, apagada y sufre de artritis. Vive solo en una casa pequeña, con escaleras angostas y espacios estrechos; Jim, su compañero, bastante más joven que él, murió en un accidente automovilístico. Ahora George tiene que aprender a seguir adelante solo y le resulta extremadamente difícil, en parte porque es bastante antisocial, aunque en su rol de profesor tiene muy buenos modos y sus alumnos lo respetan.

El autor describe al Profesor como un “monstruo de los viejos cuentos” porque “es el papel que George ha venido representando, con violencia creciente desde que empezó a vivir solo”.

La película de Ford respeta en gran parte al libro de Isherwood, aunque en el filme vemos a un hombre con más estilo, más refinado ya sea en su intimidad como en lo social. En cambio el George del libro se toma su tiempo cada mañana para ponerse en el papel que va a representar en cuanto salga de su casa. Incluso ésta en el libro es mucho más pequeña, estrecha para los dos amantes, en cambio en la película se la ve hermosa y refinada. Pero estos son simples detalles, la esencia de la historia que son George y sus sentimientos están presentes de la misma forma tanto en la pantalla como en el papel.

Christopher William Bradshaw-Isherwood conocido simplemente como Christopher Isherwood nació en High Lane, Cheshire, en 1904  y falleció en Santa Mónica, California, en 1986.  Este escritor inglés nacionalizado estadounidense es famoso por sus libros “Leones y Sombras” (1938), autobiografía novelada; “El Señor Norris cambia de Tren” (1935)  y “Adiós a Berlín” (1939), que sirviera de inspiración para la historia del filme “Cabaret” de 1972.

Vale la pena tomarse tiempo para ver, leer y sentir esta historia.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: