Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 15/10/2019

Scroll to top

Top

Netflix y la gastronomía: Comida para Phil (Somebody feed Phil)

Netflix y la gastronomía: Comida para Phil (Somebody feed Phil)

Norma
  • Publicado el 25/09/2019

Comida para Phil se trata de un programa gastronómico con Phil Rosenthal, el creador de “Todos aman a Raymond” junto a Ray Romano.

La simpatía de Phil y su curiosidad por la cultura gastronómica hace de este show una verdadera delicia.

Es maravilloso ver cómo Phil es capaz de captar la esencia, el espíritu de cada lugar, y no solo a través de la comida. La gente y el paisaje también tienen su protagonismo, entonces cada bocado se saborea, además, con los ojos y entre amigos.

Para mí fue un placer reencontrarme con la Venecia que creíamos perdida visitando lugares gastronómicos típicos cuando, lamentablemente, al entrar en la Ciudad se encuentra muy poco de la Venecia de otro tiempo. Phil visita, entre otros lugares: “Cantina Schiavi” y “La Consortería”.

En cuanto a Buenos Aires, es la ciudad que conozco mejor, ahí viví la mayor parte de mi vida antes de mudarnos a Italia 18 años atrás y puedo afirmar que Phil y su producción saben exactamente adónde ir. (Episodio dedicado especialmente para quienes quieren saber qué es y cómo comer el dulce más amado por muchos de nosotros: el dulce de leche.)

Nueva York es una ciudad que tuvimos la fortuna de visitar numerosas veces, si bien es imposible pensar en una comida auténtica porque la unión de etnias es, digamos, infinita, vista desde la óptica de Phil cada plato se saborea de manera única. (Al inicio del episodio comimos con los ojos pizza, pizza y más pizza pero después pasamos a las ostras, a los hot dos y al sándwich de pescado azul ahumado, entre otros atractivos platos.)

El programa está dividido en 2 partes o platos:

  • En la primera Phil visita: Bangkok (en esta ciudad conocida como “la Venecia de Oriente” Phil visita un mercado flotante y un encantador café de los escritores convertido en una exquisita casa de té), Saigón (donde Phil come pho y nos acerca a la flor de Loto), Tel Aviv (aquí conocemos un desayuno llamado “shakshuka” y un poco de historia del lugar), Lisboa (donde pudimos ver los famosos pasteles de nata, el pastel de bacalao y visitamos el restaurante “Belcanto”), Nueva Orleans (ciudad famosa por su colorido carnaval y sus collares, para Phil creo que también lo es por su sándwich de cerdo braseado y los desfiles) y Ciudad de México (los coloridos y perfumados mercados mexicanos junto con el maíz acompañan a Phil por este tour gastronómico donde se nos hace agua la boca).
  • Y en la segunda parte o plato: Además de las 3 ciudades que nombramos al inicio, Dublín (lugar ideal para comer un helado de pan integral y visitar las instalaciones de la cervecería Guinness), Copenhague (¿alguien desea comer un taco en esta parte del mundo?; pues bien, en esta ciudad los está esperando “Hija de Sánchez”) y Ciudad del Cabo (aquí la carne de avestruz forma parte de un menú… diferente).

Es como para ver cada episodio del programa y antes de viajar tomar nota de las recomendaciones de Phil Rosenthal para luego seguirlas sabiendo que la calidad está garantizada.

Cada episodio tiene una duración de unos 60 minutos y, decididamente, es un programa para ver a estómago lleno.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: