Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 18/04/2018

Scroll to top

Top

No Comments

Perdida (Gone Girl), por amor o por revancha

Perdida (Gone Girl), por amor o por revancha

Martín
  • On 16/04/2017
  • http://iosmac.es

A veces, muchas lamentablemente, Netflix va más rápido que nosotros. Cuando hicimos la recomendación en el podcast Netflix a la Carta de esta excelente película de David Fincher, Perdida (Gone Girl) estaba en el catálogo español de la compañía norteamericana, lamentablemente se ha perdido como la protagonista del film. Por el momento no la hemos podido localizar en los distintos catálogos de Netflix ni en los de la competencia, esperemos que en breve podamos eliminar esta introducción…

 

La trama de Perdida (Gone Girl)

Nick Dunne está cansado de su vida, harto de tener que soportar las actitudes de su esposa, la manera en la que lo excluye al manejar el dinero, convencido de que no tendría que haber firmado ningún acuerdo pre-matrimonial.

Amy, su mujer, convertida en ama de casa, había sido la musa inspiradora de una popular serie de libros para niños llamada Amazing Amy (La asombrosa Amy) que se habían encargado de crear sus padres, dos famosos psicólogos de la Gran Manzana.

Perdida (Gone Girl) es uno de los mejores thrillers de los últimos años

Ella también sufre con la situación en la que ambos están sumidos; aquel hombre impulsivo, con aspiraciones de escritor, con un futuro por delante, del que se había enamorado, había dejado paso a este malhumorado y poco activo Nick que cada noche dormía a su lado y que la usaba casi como un desahogo sexual.

Nick y Amy se habían conocido en una  fiesta en Brooklyn (los dos trabajaban en el campo editorial) y fue atracción a primera vista. Debido a la profunda crisis americana de la época (alrededor de 2008) ambos perdieron sus empleos, cosa que aceleró la decisión de dejar New York por Missouri para cuidar a la madre de Nick que estaba gravemente enferma.

Al inicio las cosas son idílicas entre Nick y Amy, luego llegará la crisis.

Luego de reflexionar sobre la situación el está decidido ponerle un punto final a su matrimonio y pedir el divorcio, justo en el día de su quinto aniversario, pero antes se da una vuelta por “El Bar”, así se llama el negocio que decidió montarle la esposa en North Carthage (Missouri).

Mientras está hablando sarcásticamente con su hermana Margo (encargada del bar) sobre Amy, va a recibir la llamada de un vecino quien le avisa que la puerta de su casa está abierta.

Nick regresa inmediatamente y al entrar encuentra algunos muebles rotos y claros signos de una pelea. Amy no está y, como es lógico, llama a la policía. La detective Rhonda Boney se va a encargar del caso y ya desde un primer momento va a sospechar de él. Probablemente por el carácter reservado y poco demostrativo de Nick que no parece interpretar los claros signos que se pueden ver en su casa de manera evidente.

A Nick no le creen ni propios ni extraños.

Boney, visto que Amy es conocida por ser Amazing Amy, le propone (o impone) hacer pública la desaparición. La extraña y apática actitud de Nick lo va a convertir en un blanco fácil para las sospechas de los medios de comunicación tratándolo como si fuese un sociópata. En tanto, la detective irá recogiendo información que pondrá a Nick en una posición difícil de sostener, sin percatarse de que está siendo manipulada para tener un culpable a quien aplicar la pena capital.

Nunca te fies de los medios de comunicación, una lección que deberá aprender Nick.

 

Una película con dos historias paralelas

La película de David Fincher va generando tensión que se va acentuando con el correr de los minutos, ese es el punto fuerte de un film en el cual no terminamos de creernos lo que nos dicen los protagonistas, como si la verdad estuviese en un lugar al que es difícil acceder. Ni Nick es un santo, ni Amy una bruja, pero tampoco lo contrario.

Perdida (Gone Girl) se divide casi netamente en tres capítulos: dos con una duración mayor y el último como un epílogo en el que los protagonistas deberán convivir con el mundo que poco a poco se fueron creando, una trampa de la que difícilmente puedan salir.

Un inquietante poster del film de David Fincher.

La manera en la que Fincher nos presenta los episodios que van conformando un todo, entre cosas que se van ocultando y mentiras que salen a la luz, es realmente atrayente. Te pone en veredas que van en uno y otro sentido haciéndote tomar parte por cada lado alternativamente. Este ida y vuelta me parece fantástico porque jamás, aún conociendo los hechos, estás en condiciones de elegir definitivamente un lado.

Y lo bueno es que los datos te los da, de a poco, es cierto, pero están ahí, sin la necesidad de ocultarlos para una sorpresa final. Sin duda, uno de los mejores thrillers que vi en los últimos años.

David Fincher nos brinda uno de los mejores trilles de los últimos años.

La película de 2014 está basada en el libro homónimo de 2012 escrito por Gillian Flynn que, por otra parte, también se encargó de la adaptación del libro para crear el guión. Los protagonistas son: Ben Affleck (Nick Dunne), Rosamund Pike (Amy Elliott-Dunne), Neil Patrick Harris (Desi Collings), Carrie Coon (Margo Dunne), Tyler Perry (Tanner Bolt) y Kim Dickens (Detective Rhonda Boney).

La película tuvo una nominación al Oscar (Rosamund Pike como mejor actriz protagónica) y 4 nominaciones a los Globos de Oro (Director, actriz, guión y banda sonora).

Comentarios

Comentarios

Submit a Comment

A %d blogueros les gusta esto: