Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 09/12/2018

Scroll to top

Top

The Meyerowitz Stories, de lo mejor de Netflix

The Meyerowitz Stories, de lo mejor de Netflix

Martín
  • Publicado el 15/10/2017
  • http://iosmac.es

The Meyerowitz Stories (New and Selected) es la historia de una familia disfuncional, tal vez en el sentido más amplio del término. Cada uno de sus integrantes está viviendo momentos bastante dificultosos en sus vidas y esto se traduce, a partir de un problema de salud de quien es justamente la raíz del gran problema familiar, si se me permite el juego de palabras, en un acercamiento entre los integrantes que comienzan a verse a sí mismos como parte de un todo.

La película tiene una dinámica particular y una división en capítulos a partir de la historia de estos tres hermanos (en realidad uno es medio hermano) y su relación con un padre absolutamente egoísta y desapegado, especialmente con los dos mayores (frutos de su primer matrimonio) sobre quienes tiene una posición absolutamente crítica rozando en determinados momentos toques de crueldad.

 

¿Quiénes son los Meyerowitz?

El arte para Harold Meyerowitz (Dustin Hoffman) es su vida, a partir de su carrera poco reconocida como escultor hasta su fuente de ingresos como profesor de la materia, y está por sobre la valoración que tiene sobre sus hijos. Irónicamente el preferido, Matthew (Ben Stiller), en quien depositó mayor afecto como compensación mal entendida respecto al poco que le brindó a los otros dos, es el único en la familia que no posee inclinaciones artísticas, tal vez porque es peor tener la atención de Harold que ser ignorado por este, como se atreve a decirle el mismo Matthew luego de un pesado día con el padre. Lo cierto es que ha sido tan pesada la relación que prefirió mudarse a California, al otro extremo de los Estados Unidos (el resto de la familia es de Nueva York) antes que seguir soportando a Harold.

Danny (Adam Sandler) es la cara opuesta a Matthew, un hombre que ha sufrido y sufre muchísimo por esta falta de afecto por parte del padre, músico frustrado, apenas divorciado y con una única luz en su vida que es su hija Eliza (Grace Van Patten), una neo estudiante de cinematografía con obras bastante particulares en la que ella de alguna manera es el centro de la atención.

Por último, entre los hermanos, tenemos a Jean (Elizabeth Marvel). Si Danny es poco tenido en cuenta por el padre, Jean está aún en un nivel inferior, la sensación de desamparo emocional que evidencia su rostro son la clara muestra de una vida que no fue vivida a pleno y donde los condicionantes externos a partir de un hecho específico (que ella misma relata en la película) la pusieron de frente a quién es realmente el padre y por sobre todo qué significaban sus hijos para él.

Completa el cuadro la tercera y actual esposa de Harold, Maureen (Emma Thompson), una borracha empedernida y pésima cocinera que secunda al marido en este espiral de frialdad que envuelve a la pareja y, en definitiva, a toda la familia.

 

Sobre el director y los actores

Noah Baumbach es el director y guionista de la película, proveniente del cine independiente (Indie) es muy conocido por haber co-escrito dos de los guiones de películas de Wes Anderson: Fantástico Sr. Fox (2009) y Life Aquatic (The Life Aquatic with Steve Zissou, 2004) de la cual hablamos en NaC 2×08. Lo cierto es que el acercamiento a la película es efectivamente de film indie, especialmente por el ritmo y la estructura de la obra, que es una pintura de una familia en un preciso momento, no vamos a ir mucho más allá de este relato dentro del cuadro general. La historia que se nos presenta de cada uno de los personajes, por ende, está en absoluto relacionada con la trama central, no nos vamos a encontrar con subtramas que se desprenden o flashbacks que nos clarifiquen cada una de las historias, aunque sí nos plantea que la fuente de los diversos sinsabores tienen un origen común: Harold.

Respecto a los protagonistas, antes de comenzar a ver la película tenía dos certezas: Dustin Hoffman y Emma Thompson, dos seguridades que se confirmaron con el correr de los minutos (más en el caso de Hoffman, por el obvio motivo de que su personaje es la fuente en la que se basa el film), Hoffman es mi actor preferido de una generación brillante, y aquí, como siempre, lo hace de manera precisa. Lógicamente es un personaje que genera poca empatía y tal vez no sea de los que uno vaya a recordar siempre dentro de la filmografía del actor, pero no por esto deja de ser extraordinario lo que continúa brindando el bueno de Dustin. Un caso similar es el de Emma Thompson con un personaje que genera poca simpatía por ser alcohólica pero fundamentalmente por esta capa de egoísmo en el que está impregnado en el personaje.

Respecto a Elizabeth Marvel, una conocida de Netflix (House of Cards), confirma lo bueno que había visto de ella en la serie interpretada por Kevin Spacey, en este caso en un rol diametralmente opuesto, lo que lógicamente valoriza su trabajo. Su personaje irá creciendo conforme pasan los minutos pero sin llegar a ser el foco de atención de la historia, un poco como le pasa en la misma familia.

Ben Stiller nos brinda una muy buena interpretación, tal vez lo mejor que le vi hacer en drama, Matthew Meyerowitz que es un exitoso contador (aunque no sea tan afortunado con su propia familia), cuenta con este halo de suceso que se eclipsa cuando comparte momentos con el padre y la familia en general. Se retrae y pierde un poco la noción de quién es. Si bien no puedo decir que Stiller sea un actor de muchos registros interpretativos, debo reconocer que los lleva siempre al límite, esto es lo que sucede (una vez más) en The Meyerowitz Stories.

Noah Baumbach junto a Adam Sandler y Dustin Hoffman en un momento de la filmación.

Dejé para el final a Adam Sandler porque es un caso aparte, uno de estos actores que genera fuertes odios y amores incondicionales. Personalmente hace años que me ha cansado con un estilo que de ser tan repetitivo que termina aburriendo. Aquí lo hace bien, he leído que es lo mejor de Sandler en años, puede ser… tampoco es que necesitaba hacer tanto como para conseguirlo. De todas maneras no desentona en una película que se hace fuerte desde las interpretaciones brindándonos este turbado Danny que quiere compartir momentos con un padre que no está dispuesto a concederlos.

 

Consideraciones y datos finales

La película es original de Netflix pero no producida por la Compañía. De todas formas creo que es lo mejor que hemos visto entre “películas originales” que hasta este momento habían sido para un servidor una sucesión de sinsabores, exceptuando Okja (de la que hablamos en NaC 1×41), justamente ambas presentadas en el Festival de Cannes de este año, no sin polémicas, aunque referidas a la plataforma en sí y no a la película en particular. Lo cierto es que para mí hay dos Netflix, el de la series como House of Cards, Master of None o la misma Stranger Things y el de las películas donde en general no ha dado en el clavo. Esperemos que a partir de The Meyerowitz Stories (New an Selected) la cosa cambie y podamos contar también en lo cinematográfico con obras al nivel de la fama de la empresa. En resumen, una buena película donde lo mejor pasa a partir de las interpretaciones (la historia de la que parte ya la hemos visto en distintas ocasiones en la gran pantalla).

El formato de pantalla es 1.85:1 y está presentada en 1080p (sinceramente tratándose de un film “original” de Netflix me esperaba un 4K) con sonido Dolby Digital 5.1 y audio y subtítulos en español. La duración es de 112 minutos y está disponible en Netflix a nivel global a partir del pasado viernes 13 de octubre.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: