Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 19/09/2018

Scroll to top

Top

No Comments

Whiplash, cuando el fin no justifica los métodos

Whiplash, cuando el fin no justifica los métodos

Martín
  • On 26/04/2017
  • http://iosmac.es

La Trama

Andrew es un joven de 19 años que sueña con convertirse en un gran baterista de jazz, es por esto que concurre a Shaffer, el mejor conservatorio de Manhattan. Su principal objetivo va a ser entrar en la mejor orquesta del conservatorio que es la que dirige Terence Fletcher, un hombre con pocas pulgas y despiadado con los alumnos que la integran.

Hay un primer encuentro entre ambos en el que Fletcher reconoce en Andrew algo de la magia que debe tener un baterista (de hecho él mismo lo había sido) pero la cosa no prospera. Tiempo después el director entrará directamente al salón donde está practicando la orquesta a la que pertenece Andrew y luego de algunas pruebas, escuetas por cierto, invita al joven músico a formar parte de la suya.

Terence Fletcher un vehemente y colérico director de orquesta.

Feliz por acercarse a su sueño, Andrew ingresará como baterista suplente a la orquesta de Fletcher, pero una vez allí descubrirá que no será para nada sencillo soportar las continuas humillaciones a las que el director somete a sus dirigidos. Las vivirá en carne propia, pero en lugar de ceder se hará cada vez más fuerte cosa que lo va a llevar a desafiar a su admirado director.

 

El debate

Whiplash nos plantea algo significativo, ¿es lícito tomar cualquier tipo de actitud para sacar lo mejor de cada persona? Esto puede generar un largo debate, porque es difícil concebir la función de quien enseña en un plano de humillación cuando el estereotipo del buen profesor, aunque estricto, está más relacionado con una posición casi paternal respecto al alumno.

Fletcher intenta justificar su violencia para con los alumnos a partir de una anécdota que le quedó grabada en la memoria y que cita más de una vez en la película: Charlie Parker apodado “Bird”, en su juventud, cuando nadie creía en él, participó en una jam session en el Reno Club de Kansas City, en un momento, y ante un error, el baterista Jo Jones, le lanzó un platillo de la batería casi degollándolo. Esta humillación hizo que Parker se abocara aún más al estudio y a la práctica brindando una genial performance un año después.

Fletcher utiliza métodos discutibles para sacar lo mejor de sus dirigidos.

¿Realmente los malos tratos psicológicos puede forjan el carácter de una persona y sacan lo mejor de la misma? Tal vez apretando ciertos puntos y con determinadas personas puede surtir efecto. Pero el despotismo nunca acarrea nada de bueno y aunque se pueda dar el caso de que eleve algún espíritu más allá de lo previsible es inaceptable este método para conseguirlo.

 

El director y la historia detrás de Whiplash

Damien Chazelle, nos brinda una obra de indudable calidad que lo puso en el centro de la escena hollywoodense, no por nada ha conseguido ganar el Oscar a mejor director este año por La La Land. Esta Whiplash, en mi opinión es largamente superior al musical por el que obtuviera el reconocimiento general.

La historia detrás de Whiplash es bastante particular, parte de la experiencia personal de Chazelle que también tocaba la batería en una orquesta de jazz del conservatorio y de la relación con el director de la misma al cual, según sus propias palabras, realmente temía. El mismo Chazelle compara la estructura de la película con una de guerra o de gangsters en la cual las armas son reemplazadas con instrumentos musicales y las tiros con palabras.

Chapelle tiene una relación especial con el jazz que es parte central de sus tres películas.

Para llevar adelante Whiplash intentó por todos los medios encontrar financiación pero no la obtuvo, así que decidió financiarse un cortometraje. El corto lo presentó en el Sundance Film Festival ganando el premio en su categoría, esto le abrió las puertas a la buscada financiación para la película que finalmente terminó rodando en solamente 19 días.

 

Los protagonistas

El papel de Fletcher en el corto lo hizo J.K. Simmons quien repitió el personaje en la película. Un acierto mayúsculo, la interpretación de su vida, la misma me hizo recordar por la vehemencia y verborragia al personaje del sargento Hartman del film de Stanley Kubrick: Full Metal Jacket (La chaqueta metálica en España o Nacido para matar en LA).

En varios momentos se ve la sangre brotar de las manos de Milles Teller (Andrew). No es un truco.

Claro que el personaje de Fletcher es más complejo y no tan lineal como el del film del maestro británico. Después de todo muestra más de una faceta durante la película, aunque predomina y nos queda grabada en la retina la del soberbio, violento e hipócrita ser humano que es.

Por su parte Miles Teller, compone de manera brillante el personaje de Andrew, que también está obsesionado por triunfar como baterista, por ser de los más grandes. Y porque cree en lo que hace Fletcher, renuncia a todo con tal de lograr una posición privilegiada, que el mismo maestro le da y le quita a placer hasta llegar al punto de eclosión.

 

Netflix España

J.K. Simmons y el papel de su vida que le significó ganar el Oscar a mejor actor de reparto.

La película de 2014 que está en el catálogo de Netflix España, ganó tres premios Oscar: mejor montaje, mejor sonido y, obviamente, mejor actor de reparto. Además de estar nominada a mejor guión adaptado y a mejor película.

Comentarios

Comentarios

Submit a Comment

A %d blogueros les gusta esto: