Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 23/11/2017

Scroll to top

Top

Good Girls Revolt, temporada 1 en Amazon Prime Video

Good Girls Revolt, temporada 1 en Amazon Prime Video

Norma

Noticias semanales (The News of the Week en la ficción, Newsweek en la realidad) era una de las revistas más populares en los años ‘60 y ‘70 en los Estados Unidos y competían seriamente con la famosa revista Time pero una cosa tenían en común: las mujeres que trabajaban en ambas publicaciones eran investigadoras, secretarias, expertas en hacer café pero ninguna de ellas podía ser reportera. Los hombres no se lo permitían y no porque fueran malos o egoístas conscientes, simplemente porque la sociedad era machista y nadie se había dado cuenta hasta ese entonces, o quizás nadie se había animado a manifestarlo en público.

El 23 de marzo de 1970 en la ficción (26 de agosto en la realidad) un grupo de mujeres trabajadoras de Noticias semanales realizó una conferencia de prensa en la Unión Estadounidense de Libertades Civiles expresando: “Pedimos amablemente que se nos deje escribir, merecemos y tenemos derecho a esa oportunidad”.

The Good Girls Revolt, a través de los 10 capítulos que forman la primera y única temporada que nos presenta Amazon Prime Video, nos cuenta la historia de quienes formaban la familia de la prestigiosa revista Newsweek o Noticias Semanales, como prefieran llamarla, de la época que les tocó vivir con la guerra de Vietnam que poco a poco los estaba haciendo añicos como sociedad y con Richard Milhous Nixon como Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

En la serie, Patti, una de las chicas con más personalidad, en un momento expresa: “La libertad sexual es solo una parte de la liberación”. (…) “Hay mujeres que se dan cuenta de que hay otras mujeres inquietas y tal vez quieran cosas distintas pero en definitiva todas quieren lo mismo: oportunidades. Entonces se unen para formar una tribu que las entienda a cada una de ellas”, la joven que en la escena donde dice esta frase estaba ayudando a su jefe a elegir la tapa de la revista hablaba también por su propia experiencia aunque lo hiciera en tercera persona.

Good Girls Revolt captura a la perfección el espíritu de la redacción de una revista con el sonido de las viejas máquinas de escribir, el nerviosismo lógico, la ansiedad por cubrir los últimos acontecimientos de la mejor forma posible y el espíritu de aquellos años: los vestidos con estampado a flores, los peinados, las reuniones solo de mujeres en elegantes salones y las intrigas de sexo en los baños de la redacción, todo esto nos ayuda a entender mejor lo que las protagonistas podían sentir. Por momentos se mostraban confusas y sentían temor. Vivían una revolución en donde por una parte se hablaba y se practicaba el free love y por otro lado, las costumbres de la época pedían que continuaran siendo por sobre todo, esposas y madres, usaran polleras y se mostraran “como muñequietas de papel”. Toda esta revolución social y cultural pone en evidencia todavía más el trato que reciben Jane, Patti, Nora y las demás chicas, ya que cada una de ellas trabaja en pareja con un periodista hombre, quien hace menos pero se lleva toda la gloria y un sueldo mucho más alto.

Las empleadas de Noticias semanales tuvieron la ayuda, el empuje y el sostén de la abogada afroamericana Eleanor Holmes Norton de la ACLU (American Civil Liberties Union) quien le explica a Jane lo que debe reflejar con sus palabras en la famosa conferencia de prensa donde las mujeres cuentan lo que viven y lo que están pidiendo. Las palabras de la abogada fueron: “Todos quieren saber por qué una chica blanca quiere trabajar duro en vez de estar en su casa con su marido, sus hijos y yendo una vez por semana a la peluquería”. Esto nos da una idea del momento histórico a donde nos lleva la serie.

Lamentablemente Good Girls Revolt fue cancelada por Amazon pero existen esperanzas de que continúe fuera de esta plataforma. Durante los 10 capítulos pudimos ver cómo las chicas, poco a poco, fueron juntando coraje para enfrentarse a sus empleadores, a sus familiares y a la sociedad en general una vez que todo saliera a la luz hasta que llegamos al punto culminante en donde se cierra una etapa pero da comienzo a otra, la tan temida y esperada. Además tenemos las historias personales (ficticias, como se aclara al final de cada episodio) de quienes trabajan en la revista, tanto hombres como mujeres y que en algunos casos se entrelazan, quedando por el momento abiertas a nuestra imaginación.

Además, nos encontramos con la música de Creedence Clearwater Revival, Bob Dylan, The Rolling Stones, Deep Purple, The Doors y The Zombies, entre otros, que sin lugar a dudas nos ponen en el clima adecuado.

El cast está formado por Genevieve Angelson (“True Story”, “Top Five”) como Patti Robinson, Anna Camp (“True Blood”, “Voices”) como Jane Hollander, Erin Darke (“Love & Mercy”, “Don’t Think Twice”) como Cindy Reston, Hunter Parrish (“Weeds”, “Still Alice”) como Douglas Rhodes, Chris Diamantopoulos (“Sillicon Valley”, “Law & Order”) como Evan Phinnaeus “Finn” Woodhouse y Jim Belushi (“According to Jim”, “The Ghost Writer”) como William ‘Wick’ McFadden, entre otros.

Los guionistas son Dana Calvo y Lynn Povich, esta última autora del libro homónimo, entre otros.

Y entre los directores encontramos a Scott Winant (“Breaking Bad”, “True Bood”), Liza Johnson (“Elvis & Nixon”, “Return”) y Roxann Dawson (“House of Cards”, “Mercy Street”).

Cada capítulo de Good Girls Revolt tiene unos 55 minutos de duración, aproximadamente y está subtitulado y doblado al español. Una serie imperdible para los amantes de los años ‘70, del periodismo, de la historia y, por qué no, de las relaciones entre hombres y mujeres. Es una de esas series que cuando uno las termina inmediatamente después comienza a extrañar.

 

Good Girls Revolt: La historia más allá de la serie

Lynn Povich, quien aunque a muchos les parezca mentira se casó con Stephen Shepard (Editor en Jefe de Business Week Magazine durante 20 años) y tiene dos hijos, es la autora del libro “The Good Girls Revolt: How the Women of Newsweek Sued their Bosses and Changed the Workplace” publicado en el 2012 por la editorial PublicAffairs, en el cual está basada la serie que hoy comentamos.

La periodista Lynn Povich trabajaba en la revista Newsweek y fue una de las cuarenta y seis empleadas que en 1970 hicieron causa a la revista por discriminación en su puesto de trabajo. Fue un caso famoso en su época, poco tiempo después las siguieron sus pares del Washington Post, Associated Press, The Reader’s Digest y The New York Times; la abogada que las representó fue la afroamericana Eleanor Holmes Norton (a quien vemos en la serie), especialista en derechos civiles a través de la American Civil Liberties Union y actualmente Diputada por el Distrito de Columbia.

Paradójicamente la propietaria de la revista era una mujer, Katherine Graham, dueña de la The Washington Post Company quien al enterarse de la demanda que sus empleadas estaban haciendo preguntó: “¿Y de qué parte se supone que estoy?” (esto lo vemos en la serie).

Las chicas ganaron el caso pero en 1972 volvieron a hacer otra demanda porque a pesar de las promesas que les habían hecho, en realidad nada había cambiado. Es entonces cuando la señora Graham decidió tomar cartas en el asunto y a finales de 1975 los puestos de la redacción estaban perfectamente divididos entre hombres y mujeres y, como si fuera poco, Lynn Povich fue nombrada Editora en Jefe.

Además, detrás de este movimiento también se encontraba la famosa escritora y guionista Nora Ephron (1941-2012), a quien muchos conocemos por ser directora, productora y guionista de cine y por relacionarla con maravillosas comedias como “Cuando Harry conoció a Sally”, “Sintonía de amor” y “Tienes un e-mail”; en cambio muchos otros la conocerán por su matrimonio con el famoso periodista de investigación Carl Bernstein, ligado al caso Watergate que terminó con la renuncia del 37° Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon. Ephron pasó como investigadora por el Newsweek para comenzar realmente su carrera como periodista de crónica en el New York Post, esto lo vemos al inicio de la serie, aunque vuelve a aparecer en algún que otro momento de la misma.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: