Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 21/09/2020

Scroll to top

Top

Ratched, nuevo póster de la serie Netflix con Sarah Paulson

Ratched,  nuevo póster de la serie Netflix con Sarah Paulson

Martín
  • Publicado el 08/09/2020
  • http://iosmac.es

Netflix dio a conocer un nuevo póster de Ratched, la serie creada por Evan Romansky (“Diane”) y Ryan Murphy (“Glee”, “American Horror Story”) inspirada en la famosa película “Atrapado sin salida” o “Alguien voló sobre el nido del Cuco”.

Sarah Paulson es quien, en este caso, interpreta a la enfermera Mildred Ratched [recordemos que en el filme de los años ‘70 dirigido por Milos Forman la actriz Louise Fletcher fue quien se puso en su piel obteniendo, de esta manera, un premio Oscar y un Golden Globe.

La película, además, se llevó 5 premios Oscar: a Mejor Película, Mejor Actor (Jack Nicholson), Mejor Director y Mejor Guión Adaptado.

Ratched llegará a Netflix el 18 de septiembre y tendrá 2 temporadas con un total de 18 episodios en los cuales veremos la transformación de Mildred Ratched, de una simple enfermera a la mujer déspota que conocimos tanto en la película como en el libro de Ken Kesey.

El resto del cast está compuesto, entre otros, por nombres de la talla de Sharon Stone (“Basic Instinct”, “Casinó”), Finn Wittrock (“Unbroken”, “Landline”), Jon Jon Briones (“Designated Survivor”, “Las Vegas”), Charlie Carver (“Teen Wolf”, “I am Michael”), Judy Davis (“Husbands and Wives”, “Mystery Road”), Harriet Harris (“Betty Love”, “The One”), Cynthia Nixon (“Sex and the City”, “James White”), Hunter Parrish (“17 again”, “Sleepover”), Amanda Plummer (Pulp Fiction”, “The Fisher King”) y Corey Stoll (“Midnight in Paris”, “House of Cards”).

El libro de Ken Kesey

Ken Kesey (1935-2001) fue un escritor norteamericano conocido por ser un activista contracultural. En 1964 recorrió los Estados Unidos con un grupo de amigos para llevar a cabo una experimentación lúdica y espiritual con drogas.

Entre sus obras encontramos: “Casta invencible” de 1964, “La Caja del Diablo” de 1986, “Caverns” de 1989, “Sailor Song” de 1992 y la obra que lo consagró, “Alguien voló sobre el nido del Cuco” (“One Flew Over the Cuckoo’s Nest”, en idioma original) de 1962.

Y ahora, conozcamos mejor a “La Gran Enfermera” en un extracto del libro “Alguien voló sobre el nido del Cuco”:

“Cuando hace mucho tiempo, yo llegué del Exterior, ya era la Gran Enfermera del lugar y Dios sabe cuántos años llevaba dedicada a someter.

Y la he visto perfeccionarse más y más con los años. La práctica la ha templado y la ha fortalecido y ahora ejerce un firme poder, que se extiende en todas direcciones, a través de hilos finos como un cabello, invisibles a todas las miradas excepto la mía; la veo ahí sentada en el centro de su red de hilos como un vigilante robot, observo cómo controla su red con mecánica habilidad de insecto, cómo sabe a cada instante a dónde conduce cada hilo y qué voltaje debe aplicarle para obtener el resultado deseado. Fui ayudante de electricista en el campamento antes de que el Ejército me enviase a Alemania y estudié un poco de electrónica el año que estuve en el instituto, así aprendí cómo funcionan estas cosas.

Ratched llegará a la pantalla de Netflix este mes de septiembre

Sus fantasías ahí en el centro de esos hilos la llevan a un mundo de precisión, de eficiencia y de orden semejante a un reloj de bolsillo con el dorso transparente; a un lugar donde sea imposible no respetar el horario y en el cual todos los pacientes que no están en el Exterior, obedientes bajo su fulgor, son Crónicos rodantes con catéteres que conectan directamente la pernera de cada pantalón con la cloaca que corre bajo el suelo. Año tras año ha ido acumulando su equipo ideal: médicos, de todo tipo y edad, han venido y se han enfrentado a ella con ideas propias sobre la manera de dirigir una galería, algunos con coraje suficiente para defender sus ideas, y ella ha fijado su mirada de hielo seco en esos médicos, un día y otro, hasta que han emprendido la retirada con escalofríos muy poco naturales. ‘La verdad es que no sé qué me pasa’, le han dicho al encargado del personal. ‘Desde que empecé a trabajar en esa galería con esa mujer siento como si tuviera amoníaco en las venas. No paro de temblar, mis hijos no quieren sentarse en mis rodillas, mi mujer no quiere acostarse conmigo. Exijo que me trasladen… al rincón de neurología, al depósito de borrachos, a pediatría, ¡tanto me da!’

Lleva años haciendo lo mismo. Los médicos duran tres semanas, tres meses. Hasta que por fin se ha quedado con un hombrecillo de ancha frente y de amplios pómulos salientes, y con una arruga entre los diminutos ojillos, como si en alguna ocasión hubiera usado unas gafas demasiado pequeñas, y durante tanto tiempo que le hundieron la cara en el medio; y, por ello, ahora lleva las gafas atadas con una cinta a un botón; las gafas se balancean sobre el puente rojizo de su naricilla y no paran de resbalar hacia uno u otro lado, de modo que mientras habla siempre está balanceando la cabeza para mantenerlas en equilibrio. Ése es su médico”.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: