Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Netflix Series | 21/11/2019

Scroll to top

Top

Si no te hubiese conocido, la serie, por Netflix

Si no te hubiese conocido, la serie, por Netflix

Norma
  • Publicado el 15/05/2019

Hace unas semanas llegó a Netflix la serie catalana Si no t’hagués conegut o Si no te hubiese conocido, en español; una acertadísima adquisición por parte del coloso del streaming que en este caso, no hace más que sumar puntos a su favor.

Si no te hubiese conocido nos muestra la historia de Eduard, un hombre de mediana edad felizmente casado y con dos hijos. Pero la tragedia comienza cuando Elisa, su esposa, y los chicos mueren en un accidente de auto que lleva al hombre a sentirse responsable por esto, aunque sea de manera indirecta, y a tentar el suicidio. Aquí es cuando aparece Liz Everest, una mujer anciana que dice ser científica y que impide que Eduard termine con su vida. La propuesta que le hace, por muy absurda que parezca, es viajar en el tiempo. Con la frase “Si no hubiera…” Eduard tiene la posibilidad de volver atrás y de reencontrarse con los suyos.

Pero, según la Dra. Everest, existen tantos universos que no podemos imaginar, es como si nos propusiéramos contar las estrellas.
Y volver al pasado tampoco es como ver un filme una y otra vez ya que existe la posibilidad de que el protagonista encuentre variantes en su vida. Diferencias que en algunos casos hubiera preferido ignorar.

A lo largo de la serie Eduard se ve a sí mismo y a sus seres queridos, familiares o amigos, viviendo distintas vidas donde no siempre se reconoce, donde en algunos casos ve a un hombre peor de lo que él se siente en el universo donde tuvimos la posibilidad de conocerlo al inicio de la serie.

“Los universos paralelos están presentes en múltiples teorías científicas pero aun no se ha encontrado ninguna evidencia experimental.”

Si no t’hagués conegut está compuesta por diez episodios (“Si no te hubiese conocido”, “La llave”, “No se conocerán”, “No debí haberlo conocido”, “El beso”, “No entro”, “Es y no es”, “Las alas de una mariposa”, “Ciencias o letras” y “Universo cero”) de aproximadamente 60 minutos de duración cada uno. Se emitió, con éxito, por el canal catalán TV3 desde el 15 de octubre del 2018 hasta el 17 de diciembre del mismo año.

El elenco está compuesto por Pablo Derqui (“Isabel”, “Los Ojos de Julia”) como Eduard, Andrea Ros (“The Cold Light of Day”, “Las Leyes de la Termodinámica”) como Elisa, Mercedes Sampietro (“Gary Cooper, que estás en los cielos”, “Fugitiva”) como la doctora Liz Everest, Paula Malia (“Cites”, “Gente que viene y bah”) como Clara, Javier Beltrán (“Little Ashes”, “Tercer Grado”) como Óscar Vila, Sergi López (“El Laberinto del Fauno”, “Escapada”) como Manel y Montse Guallar (“El cuerpo”, “El cor de la ciutat”) como María, entre otros.

Su creador es Sergi Belbel (“Eva”, “Sin identidad”) quien además figura como guionista junto a Cristina Clemente (“Eva”, “Sin identidad”) y Roc Esquius (“HOus3”, “La Riera”).

Los directores son Kiko Ruiz Claverol (“Sin identidad”, “Zoo”) y Joan Noguera (“Sin identidad “, “La señora”).

Al finalizar la emisión de la serie, Sergi Belbel se mostró dispuesto a continuar la historia con una segunda temporada pero, por el momento, no existe la confirmación de que se vaya a realizar.

 

Si no te hubiese conocido, la obra de teatro

El año pasado Sergi Belbel llevó al teatro “Valle Inclán” de Madrid la comedia romántica Si no te hubiese conocido en calidad de escritor y director. Fue interpretada por Marta Hazas (“El internado”, “Velvet”) como Elisa, Unax Ugalde (“Pequeñas coincidencias”, “Vivir sin permiso”) como Eduard, Óscar Jarque (“Kubler Ross”, “The Night of the Sinner”) como Óscar, el mejor amigo del protagonista y Ana Cerdeiriña (“El comisario”, Centro Médico”) como Clara.

La obra recibió muy buenas críticas ya que se la consideró “uno de los mejores montajes vistos en el 2018”.

 

Los universos paralelos en la literatura

Algunos de mis libros preferidos sobre este tema:

En “El jardín de senderos que se bifurcan”, cuento de Jorge Luis Borges publicado en 1941, podemos leer: “La explicación es obvia: El jardín de senderos que se bifurcan es una imagen incompleta, pero no falsa, del universo tal como lo concebía Ts’ui Pên. A diferencia de Newton y de Schopenhauer, su antepasado no creía en un tiempo uniforme, absoluto. Creía en infinitas series de tiempos, en una red creciente y vertiginosa de tiempos divergentes, convergentes y paralelos. Esa trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, se cortan o que secularmente se ignoran, abarca todas las posibilidades. No existimos en la mayoría de esos tiempos; en algunos existe usted y no yo; en otros, yo, no usted; en otros, los dos”.

El libro “Cartas a la Antigua China” de Herbert Rosendorfer, publicado en el 2004, está escrito con fluidez, simplicidad y un cierto toque naif pero a su vez con un sentimiento profundo que lleva a la reflexión acerca de esta época que nos toca vivir. Se trata de una obra que consta de 37 cartas escritas por KAO-TAI (Mandarín y Prefecto de la Corporación de Poetas Imperiales “Veintinueve paredes de roca cubiertas de musgo” de K’ai-feng, en el Imperio Central) a su fiel amigo Dju-gu, inventor del salto matemático en el tiempo que lleva a cabo el protagonista con el fin de observar cómo es el futuro.

El libro comienza con la siguiente frase: “El futuro es un abismo.” Y este sentimiento se repite hasta el final.

Es interesante ver la forma en que KAO-TAI describe su experiencia: “El viaje en sí mismo transcurrió sin dificultades y fue cosa de un instante. Nuestros numerosos experimentos merecieron la pena. Después de abrazarte en aquel pequeño puente sobre el Canal de las Campanas Azules —que habíamos escogido y calculado por ser el punto más idóneo— y poner en marcha todo lo que era preciso, fue como si una fuerza invisible me elevase a las alturas, a la vez que daba vueltas como impulsado por un torbellino. Vi resplandecer tu vestidura roja un momento, luego se hizo la noche. Un instante después me encontraba sentado, naturalmente algo mareado, sobre el mismo puente del Canal de las Campanas Azules; pero todo era distinto”.

La persona que acoge a KAO-TAI en su hogar es el señor Shi-shmi, a quien después de un tiempo viviendo con él confiesa quién es en realidad: “…lo esencial de la conversación, y con ello se confirman completamente las sospechas que he expresado tantas veces, es que no estoy en nuestra ciudad imperial de K’ai-feng, ni siquiera en el Imperio Central. (…) No estoy pisando el mismo suelo que tú pisas, caro Dji-gu. Espacio y tiempo están inextricablemente entrelazados”.

En esta historia existe un punto de contacto, una especie de portal, que es el lugar donde llegó KAO-TAI y donde siempre deposita las cartas que envía a Dji-gu y, a su vez, recibe las de éste. En un momento el Mandarín expresa: “debo agradecerte tu amable aunque breve carta. La encontré en buen estado en el punto de contacto. Sin embargo, el lingote de plata anunciado no estaba incluido. Al parecer, sólo nuestro papel especial para viajar en el tiempo puede atravesar estos mil años”.

Y es imposible hablar de ciencia ficción y de universos paralelos sin mencionar a H.G. Wells y “La máquina del tiempo”, “ópera prima” del escritor.
En esta obra, publicada en 1895, el autor pone de manifiesto dos puntos claves en su vida: su interés hacia los avances científicos y sus pensamientos sociopolíticos.

Como sucede con “Cartas a la Antigua China”, el autor usa una obra de ficción para expresar sus preocupaciones por el futuro que le depara a la humanidad y al planeta Tierra.

Y es en esta historia donde nos encontramos con similitudes que vemos en la serie Si no te hubiese conocido. H.G. Wells escribe: “La cosa que el Viajero a través del Tiempo tenía en su mano era una brillante armazón metálica, apenas mayor que un relojito y muy delicadamente confeccionada”. En este caso basta con mirar el póster de la serie para encontrar la especie de pulsera metálica que la Dra. Everest ideó para viajar a universos paralelos.

(…) “la vimos como un fantasma durante un segundo quizás, como un remolino de cobre y marfil brillando débilmente”, esta frase pertenece a la obra de Wells. En el primer episodio de la serie, Eduard, mientras conduce, ve como a un fantasma; más tarde, cuando conoce a la Dra. Everest recuerda dicha aparición. También en este capítulo el protagonista desaparece frente a dos empleados del ferrocarril en forma de remolino.

El tema es muy amplio, este es solo un primer vistazo en el mundo de la literatura de ciencia ficción dado solo como para iniciar a caminar entre los mundos paralelos.

Espero que disfruten de esta excelente Si no te hubiese conocido y de las inquietudes que a través de ésta se les puedan despertar.

Comentarios

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: